Los concejales de Juntos por el Cambio de Macia, MARIA BELEN PERLO, NORA AURORA PEREYRA, LUCIO ANGELINO y NORBERTO ISMAEL FERRARI expresaron enérgico repudio frente a los reiterados atropellos que sufren empleados municipales.

Los ediles expresaron: “hemos observado perplejos y con enorme preocupación que bajo eufemismos  referidos a ‘traslados’ en pos de ‘mejoramiento de funcionamiento administrativos’, tecnicismos para disimular la realidad: persecución de empleadas mujeres y trabajadores por su sexo, condición, ideas y reconocida  afiliación  política.  Sometiéndolas a variaciones de las condiciones de trabajo con daño moral derivado de ello. Por caso traslado a lugares de condiciones indignas de trabajo, malos tratos, injurias”.

“Vemos aquí el abismo entre lo que se declama y la realidad de los hechos, por un lado se proclama con bombos y platillos una defensa de los derechos de la mujer  y por otro se vulneran de manera reiterada sus derechos laborales. Es el retorno de las  prácticas de la vieja política, castigando al que piensa diferente en una actitud vengativa luego de un magro resultado electoral”, declararon.

“Las discusiones políticas sobre la gestión municipal deben darse siempre, pero jugar con el trabajo y el sustento de los trabajadores castigándolos por militar otras agrupaciones políticas es uno de los actos de cobardía más grandes” continúa la nota.

“A quienes dan las instrucciones para estas prácticas, basta de escudarse en la labor de sus sabuesos, es momento de terminar con las persecuciones. Se intima el cese inmediato de la conducta antijurídica realizada por el estado municipal contra sus trabajadores basada en su pensamiento político y condición de género”.

Para finalizar agregaron que: “se procederá a denunciar la conducta ante la autoridad de aplicación competente y eventualmente a la justicia”