EL GOBIERNO NACIONAL DAÑA UNA VEZ MÁS A TODOS LOS ARGENTINOS PROHIBIENDO LA EXPORTACIÓN DE CARNE BOVINA.

Los argentinos ya no se sorprenden de nada del actual Gobierno Nacional, con múltiples comandos, donde el desconocimiento de la realidad productiva y laboral es lo más destacable y lo caracteriza. Más allá que no se sabe quién gobierna, lo cierto es que ni el más ignorante y torpe se animaría tomar decisiones tan dañinas y que van en contra del trabajo genuino, productivo y generador de riquezas, como ocurre con la Resolución 7/2021 adoptada por los Ministros de Desarrollo Productivo y Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, prorrogando la prohibición de exportación de carne bovina hasta el 31 de octubre próximo.

Es evidente que estos Ministros no saben, o no quieren saber, que es peor, que con esta decisión continúan cerrando fuentes de trabajo, ya que el sector frigorífico es el que más mano de obra emplea y genera en la cadena cárnica bovina. Aquí se está perjudicando esencialmente al trabajador de la industria de la carne, porque esa vaca, que es prácticamente de descarte, que no se consume dentro del país, se elabora y luego se exporta a través de los frigoríficos, y son ellos los que generan miles de puestos de trabajo, que son genuinos.

El mantenimiento de la prohibición de exportación de carne bovina va dirigida a un tipo de ganado que, para el productor ganadero y el tambero es de descarte, pero no obstante le sirve como herramienta financiera en el desarrollo de su actividad. Es un animal que, si no se vende cuando su ciclo productivo concluyó, implica un gasto adicional, o una pérdida, en el esquema productivo. Esto afecta a todos los productores ganaderos, pero especialmente al tambero, porque esa vaca de descarte, le es útil para reponer con vacas de ordeñe. Realmente estos funcionarios no lo saben? Seguro que sí, o lo deberían saber, pero su capacidad de daño los supera.

Debe quedar muy claro a todos, que esta medida perjudica y hace un daño tremendo a los productores ganaderos y tamberos; pero a quienes más perjudica es, en primer lugar, a los trabajadores de la industria de la carne, ya que muchas fuentes laborales genuinas se están cerrando, cuando ya no están cerradas. En segundo lugar, afecta a todo el país, porque esa “vaca vieja” o también llamada “china”, que ahora no se permite exportar, y que los argentinos no la demandan, se comercializa fácilmente en el exterior, y con ello ingresan las divisas, para atender múltiples necesidades de la sociedad en su conjunto.

Solo a funcionarios, más que tontos, ignorantes o que viven en una burbuja, que desconocen la realidad, se les puede ocurrir cometer semejante daño a quienes trabajan y producen para la grandeza de este país.

Se esta impidiendo el ingreso de divisas que son imprescindibles para salir de la pobreza en la que se ha sometido a todo el pueblo argentino desde hace muchos años.

Por el cual, esta Comisión de Radicales por la Producción y el Trabajo expresa su enérgico rechazo y repudio a esta prórroga a la exportación de carne bovina que dispuso el Gobierno Nacional, por todo lo señalado, y adhiere a los fuertes reclamos y decisiones que se están formulando y adoptando por las distintas entidades representativas de la producción rural, que no solo lo hacen en defensa de su sector, sino esencialmente de los trabajadores de la industria de la carne, que viven en el interior profundo de nuestra Argentina.

Y, una vez más esperamos y solicitamos: Que el gobernador Bordet y su ministro Bahilo no solo reciban y escuchen a los productores del campo Entrerriano, sino también, digan algo en defensa de los trabajadores de los frigoríficos entrerrianos que se están quedando sin trabajo.

1º de setiembre de 2021.

COMISIÓN DE RADICALES POR LA PRODUCCIÓN Y EL TRABAJO

UCR-Distrito Entre Ríos