Culpar y agraviar a la sociedad no es el camino

Las nuevas medidas dispuestas en el marco de la pandemia se deben sin duda a la falta de decisiones eficaces a su debido tiempo. Son consecuencia directa de las medidas que no se adoptaron oportunamente. Falta de hisopados, falta de comunicación, falta de vacunas producto de la desidia en conseguir de manera temprana dosis por cuestiones ideológicas, a lo que debemos sumar los insultantes vacunatorios VIP.

No existió un plan de salud para la pandemia. Las medidas sesgaron fuertemente la actividad económica y el esfuerzo de nada sirvió. Cegados por el aislamiento político y obcecados por lograr la impunidad judicial de la Vicepresidente, fracasaron en lo sanitario y también en lo económico.

Estamos nuevamente en el punto de inicio, pero con un elevado índice de fallecidos y alarmante aumento de la pobreza y marginación.  Culpar a los ciudadanos de irresponsables,  agraviar a la oposición y fogonear divisiones y enfrentamientos en la sociedad, claramente no es el camino.

En nuestra provincia podemos observar el lamentable estado de la infraestructura sanitaria. Así, a la falta de inversión y manteniendo de los últimos años, carencia de insumos, etc., debemos agregar que el gobierno prácticamente no amplió la cantidad de camas de terapia intensiva y que existen importantes ciudades de Entre Ríos que no cuentan en sus hospitales públicos con salas de cuidados intensivos.

Nuestro gobernador en cuestiones sustanciales solo aporta silencio.  La agenda oficial parece apuntar a cuestiones estéticas solamente. Se cierra tanto al diálogo con los sectores políticos de la oposición, como a la toma de necesarias decisiones para resolver problemas estructurales de la provincia. No ha convocado ni puesto en marcha el Consejo Economía y Social entrerriano.

Estamos dispuestos, como siempre, a colaborar y trabajar para salir de la coyuntura.  Solo deben convocarnos.

En estos momentos nadie sobra, reiteramos nuestra predisposición al diálogo ofreciendo nuestra perspectiva y equipos de trabajo, como siempre lo ha hecho el Radicalismo. Las familias de los enfermos y los muertos son de todos los argentinos.

 

Cᴏᴍɪᴛᴇ́ Pʀᴏᴠɪɴᴄɪᴀʟ ᴅᴇ ʟᴀ Uɴɪᴏ́ɴ Cɪ́ᴠɪᴄᴀ Rᴀᴅɪᴄᴀʟ ᴅᴇ Eɴᴛʀᴇ Rɪ́ᴏs.

Cᴏᴍɪᴛᴇ́ Pʀᴏᴠɪɴᴄɪᴀʟ Jᴜᴠᴇɴᴛᴜᴅ ᴅᴇ ʟᴀ Uɴɪᴏ́ɴ Cɪ́ᴠɪᴄᴀ Rᴀᴅɪᴄᴀʟ ᴅᴇ Eɴᴛʀᴇ Rɪ́ᴏs

Lᴇɢɪsʟᴀᴅᴏʀᴇs Pʀᴏᴠɪɴᴄɪᴀʟᴇs, Nᴀᴄɪᴏɴᴀʟᴇs, Iɴᴛᴇɴᴅᴇɴᴛᴇs ʏ Cᴏɴᴄᴇᴊᴀʟᴇs