El senador provincial Rubén Dal Molín (Federación-Juntos por el Cambio) cuestionó el nuevo pacto fiscal que firmó Entre Ríos con la Nación. “Es un retraso que tira por tierra lo acordado en 2017, como política de mediano plazo, tanto en la rebaja de impuestos distorsivos como para adoptar medidas tendientes al control de crecimiento del gasto público”.

El senador recordó que “en diciembre 2019, se sancionó la Ley 10.781, que estableció modificaciones para no cumplir con las rebajas de impuestos; el 22 diciembre de 2020, se sancionó la Ley 10.857, por la que, nuevamente, se suspendió alcances del consenso fiscal y artículos de Ley de Responsabilidad Fiscal; por lo tanto, no hubo ni rebaja de impuestos ni contención del gasto”, cuestionó.

Dal Molín, señaló que la Nación, por su parte, cumplió con la devolución del 15 por ciento de la coparticipación nacional, como también la ayuda a la financiación de las cajas provinciales de jubilaciones estipulada en 2017. Esto significó “un incremento de los aportes de la Nación a las provincias” y las provincias debían, con ese pacto, “bajar gradualmente en un período de 5 años los impuestos distorsivos de IIBB y Sellos y, además, cumplir con medidas que enmarcaron el crecimiento del gasto fiscal, establecidas en la Ley de Responsabilidad Fiscal; situación que no sucedió en Entre Ríos. Ahora se aprueba su eliminación”.

“Bordet, por entonces, sostenía que ‘el consenso firmado favorecía, con la modificación en impuestos distorsivos la promoción, el crecimiento de inversiones y de la economía real’. El Estado provincial nada hizo para resolver problemas estructurales; por cuanto: el círculo virtuoso, pretendido entonces, se convierte –indefectiblemente- en círculo vicioso”, acotó Dal Molín.

El legislador agregó que: “cuando se debatió sobre el presupuesto, hace tan solo unos días, señalamos que la situación que dibujaron en las apreciaciones sobre las finanzas públicas es más que precaria y en nada refleja la realidad. De ser así, hubiese sido una oportunidad histórica para comenzar con la retracción de impuestos distorsivos”, opinó.

El senador recordó: “Bordet nos dijo en su mensaje de elevación que los recursos tributarios provinciales crecerían sólo el 33,4%, indicador menor a la variación de impuestos nacionales (45%), fundamentalmente por la aplicación de las reformas tributarias incluidas en el consenso fiscal de 2017″ en este marco Dal Molín se preguntó «¿en qué quedamos? Sostenemos algo y a los pocos días agarramos para otro lado”.